Coches seminuevos: ¿cómo son?

Si en el artículo anterior hablamos de los coches de km 0, en esta ocasión queremos hablar de otra de las opciones económicas que existen. Los coches seminuevos pueden ser una alternativa muy interesante para tu bolsillo. Sobre todo si tienes un presupuesto muy ajustado o prefieres evitar la financiación y quieres pagar con tus ahorros, entre otros aspectos.

 

Comencemos por explicar qué es concretamente un seminuevo, cuáles son las diferencias con los vehículos de kilómetro 0 y algunos consejos útiles si estás pensando comprar uno.

 

Qué son los coches seminuevos

Se define el coche seminuevo como aquellos vehículos que han sido conducidos anteriormente. El propietario del coche, bien un particular o una empresa, como norma general habrá rodado menos de 25000 kilómetros. Tampoco pueden superar los 3 años desde que fueron matriculados, por lo que hablamos de coches que tiene aún una larga vida.

 

Al tratarse de coches que tienen tan poco uso, por debajo de lo normal, se ofrece una garantía de hasta 2 años. En este caso estamos hablando de que tienen el mismo respaldo que los coches nuevos, cuya garantía mínima legal es esta. En otras ocasiones la garantía de los coches seminuevos es de un año, lo cual tampoco está mal, ya que hablamos de coches que no acaban de salir de fábrica.

 

¿Cuál es la diferencia entre un seminuevo y un km 0?

Básicamente, en que los coches seminuevos han sido conducidos. Se han puesto al volante de ellos y han recorrido unos cuantos miles de kilómetros. Los de kilómetro cero solo se han movido para subirlos al camión y descargarlos en el concesionario. Como mucho, se han aparcado en un garaje hasta ponerlos en la exposición.

 

Sí que puede haber un punto en común entre ambos tipos de vehículos. El coche seminuevo puede ser un vehículo comprado de fábrica, por lo que tanto uno como otro puede haber estado a nombre de un propietario solamente. No es un detalle demasiado importante, ya que a la hora de pensar en vender ambos aparecen como coches con dueño anterior. Pero como curiosidad puede ser interesante.

 

¿Los coches seminuevos son de segunda mano?

Si te refieres a si han tenido un dueño anterior, lo cierto es que ya hemos dicho que es así. No obstante no entran en la categoría de vehículos de segunda mano por varios motivos.

El primero de ellos es que el estado de estos coches es impecable. No tienen golpes ni abollones y el interior se mantiene casi como si acabara de salir de fábrica. De hecho, algunos aún conservan el olor a nuevo que tienen cuando los acaban de fabricar, aunque no tiene por qué ser así.

 

Los coches de segunda mano se han utilizado mucho más que los seminuevos. De hecho, no existen restricciones de kilometraje, antigüedad ni estado para ponerlos a la venta. Aunque es evidente que el precio de estos varía mucho en función de estos factores. Tampoco se ofrece una garantía del fabricante, aunque sí que se exige al propietario que se haga cargo de algún problema en un plazo corto de meses. Siempre que no se deba a tratar el coche de forma inadecuada por parte del nuevo dueño, claro está.

 

En realidad, es mucho más fácil comparar un coche seminuevo con un kilómetro 0 o uno en stock que con los de segunda mano. Así que lo dejaremos en que unos tienen muchos menos kilómetros y uso que los otros.

 

Cuándo te interesa comprar uno

¿Estás buscando tu primer coche o quieres cambiar el que tienes? Seguro que te estás preguntando ahora mismo si los seminuevos son la opción que te interesa. En el caso de que cumplas estas condiciones seguro que es así:

 

•    Si no vas a hacer gran cantidad de kilómetros al año. Si lo que quieres es un segundo vehículo o lo vas a utilizar de forma eventual.

•    Si el precio del coche te permite adquirirlo sin tener que pedir un crédito, hacerlo en un plazo muy corto o por una mensualidad mínima.

•    Si te gusta cambiar a menudo de modelo y no te importa estrenarlo.

 

Puede haber otros factores que te lleven a elegirlo. Querer un modelo en concreto que ya no está en el mercado, por ejemplo. La cuestión es tomar una decisión antes de ir a por uno u otro tipo.

Consejos para la compra de un seminuevo

Si crees que los coches seminuevos encajan con lo que necesitas, ten en cuenta algunos detalles que te ayudarán a elegir mejor el adecuado.

 

Lo primero de todo es que te informes de los modelos disponibles entre los que escoger. Puede que te guste más un modelo que otro o que uno de ellos tenga extras que harán más agradable la conducción. También puedes consultar a familiares o amigos cómo va el que tienen ellos y ver si hay alguno disponible.

 

Selecciona el segmento de vehículo que quieres comprar. Por ejemplo, puedes buscar un utilitario compacto, una berlina, un SUV, etc. Así te será más fácil pedir que te enseñen los modelos que se adaptan a tu necesidad.

 

No está de más ver cuál es el precio del seguro de los modelos en los que estás pensando. Puede que te ayude a decidirte entre uno u otro si tienes alguna duda. Y lo mismo se puede decir del mantenimiento.

 

Acércate al coche y entra. Los coches seminuevos están disponibles para que puedas subirte a ellos y veas cómo te sientes. Echa un vistazo a todo lo que consideres importante para asegurarte de que está bien. Repasa la carrocería, el salpicadero, todos los detalles decorativos, la tapicería y los accesorios. Abre el maletero para ver si entrará todo lo que quieras llevar en él. Y el capó para ver el buen estado en el que se encuentra el motor.

 

Déjate asesorar, porque en el concesionario es donde te podrán decir cuál es la mejor opción. Puede que pienses que necesitas un modelo y sea mejor otro. Aunque evidentemente siempre tendrás la última palabra.

 

Pásate por nuestras instalaciones y echa un vistazo a la amplia gama de coches seminuevos que hemos seleccionado para ti.

 

 

Compartir: