Km 0: ¿Qué ventajas ofrece un híbrido?

El debate acerca de si los motores diésel deberían o no desaparecer se encuentra en un punto muy alto. Más allá de si estos coches dejarán de verse en nuestras carreteras a corto o medio plazo, queremos destacar algo que muchos conductores se plantean. No solo a la hora de comprar un coche nuevo, sino también quienes buscan un Km 0. ¿Hay razones para fijarse en los coches híbridos? El mercado avanza claramente en este sentido, ¿pero es un buen momento, o aún falta mucho para verlos como una buena opción?

Recién llegados al mercado de km 0

Aún hay pocos coches de este tipo en el mercado, en parte porque la tecnología es muy reciente. Por tanto, es razonable que el número de híbridos de kilómetro cero sea escaso y que tengan una gran demanda.

Todas las marcas se están dirigiendo por este camino, de modo que podemos pensar que en no demasiado tiempo la oferta será mayor.

Pero hablemos de algunas ventajas que ofrecen los vehículos híbridos, que nos pueden llevar a pensar en ellos como una opción interesante.

Consumo mínimo

Los coches que combinan un propulsor eléctrico con uno que funciona con combustible, como la gasolina o el gas licuado, destacan sobre todo por consumir una mínima parte comparados con sus homólogos convencionales. A una velocidad baja, como cuando se circula por ciudad o estamos en un atasco frenando y acelerando cada pocos metros, el coche solo consume electricidad de las baterías. Lo que significa que el consumo en combustible es cero en estos casos.

Cuando la velocidad aumenta, se activa el motor que usa combustible, a una relación en la que el consumo es óptimo. De este modo se elimina el gasto de arrancada, el mayor en comparación con la marcha.

Por tanto, hablamos de que un solo depósito permite aumentar en gran medida la autonomía del coche. A un nivel impensable sin esta tecnología.

Vehículos más ecológicos

Los híbridos km 0 son ventajosos para el medio ambiente. Las emisiones a la atmósfera se reducen mucho, ya que mientras el motor eléctrico está en marcha, no hay gases procedentes de la combustión. Según los cálculos, el ahorro en contaminación llega al 30 % en comparación con los motores no híbridos mejor optimizados, que tienen la categoría de ecológicos. Solo este detalle sería suficiente para empezar a plantearse que todo el parque móvil fuera de este tipo.

Ahorro en impuestos

Los estímulos para adquirir vehículos más ecológicos influyen en los impuestos. Por ejemplo, aunque los km 0 no pueden aprovechar la reducción en el de matriculación, ya que están matriculados, sí que hay una diferencia significativa en el de circulación. Están en el nivel fiscal más bajo, con lo que el ahorro económico no solo está en el combustible, sino también en este apartado.

Posibilidad de carga sin enchufe

Muchos vehículos híbridos funcionan de forma autónoma. Algunos se pueden enchufar para cargar las baterías, pero otros aprovechan la energía producida por el motor de combustión o las frenadas para recargarse (el famoso KERS que se empezó a utilizar en la Fórmula 1 hace unos años). Por tanto, es como si se aprovechara el doble el empuje del coche, recuperando una parte de la energía que de otro modo no se podría hacer.

Incluso los vehículos que se cargan a través de la red eléctrica tienen ventajas. Las compañías ofrecen tarifas especiales superreducidas para aquellos propietarios que posean un coche híbrido enchufable. El coste por kilómetro en comparación con el motor de gasolina está muy por debajo de este.

Algunos inconvenientes de los híbridos Km 0

Merece la pena destacar que no todo son puntos positivos, al menos de momento. Los híbridos km 0 tienen unos cuantos inconvenientes, que hay que valorar a la hora de evaluar si es buena opción de compra.

Por ejemplo, la autonomía en modo eléctrico es muy inferior a la de un motor de gasolina. En las distancias largas, no es posible conducir solo con las baterías, porque aún no dan para mucho tiempo. Así que si quieres viajar mucho, puede que este no sea el mejor modo, salvo que te centres más en usar la opción de combustible. A pesar de todo, las baterías se están optimizando mucho, y en muy poco tiempo podremos ver coches funcionando en modo eléctrico que puedan recorrer casi lo mismo que el resto.

Otro de los aspectos menos amables tiene que ver con el final de la vida útil de las baterías. Los materiales que se emplean en estas no se pueden reciclar, además de que son muy tóxicos. A medio plazo puede ser un problema, sobre todo si no se realiza un tratamiento adecuado de desguace. Los fabricantes trabajan para desarrollar nuevas baterías, con materiales reutilizables y una vida útil aún más prolongada, para que el problema no sea mayor.

Entonces, ¿merece la pena pensar en un híbrido de kilómetro cero?

Teniendo en cuenta todo esto, y sabiendo que hay híbridos como el Peugeot 308 híbrido que puede estar disponible como Km 0, la pregunta natural es si se trata de una buena opción de compra. Todo depende de si vas a conducir más en distancias cortas y a una velocidad baja o si necesitas un coche para viajes más largos. En el primer caso, sin duda que esta es una excelente decisión, mientras que en la segunda, tal vez no te importe demasiado recurrir al motor de gasolina, si a cambio te ahorras un buen dinero en impuestos y circulando por ciudad en modo eléctrico.

Además, aunque todavía hay pocos puestos de carga fuera de la ciudad, todo apunta a que las gasolineras se suben al carro de la electricidad ofreciendo cada vez más opciones en las que cargar la batería de aquellos coches que sean enchufables.

El futuro del automóvil pasa por el coche híbrido

De cualquier modo, todo apunta a que dentro de unos años la mayoría de coches que circularán por nuestras carreteras serán híbridos. Un paso previo a la posibilidad de que el coche eléctrico sea el estándar dentro de unas décadas. Algo de lo que hablaremos más adelante. Descubre nuestro Peugeot 308 km 0 aquí.

Compartir: