Peugeot 308 Km 0: conduciendo el 1.5 BlueHDI

El 308 es uno de los vehículos compactos de mayor venta en Europa. En España aún no es tan habitual verlo por la carretera, aunque poco a poco se está haciendo notar. Así que es normal que te puedas plantear hacerte con un Peugeot 308 Km 0. Hemos querido analizar el nuevo motor 1.5 BlueHDI de 130 caballos, que sustituye al modelo anterior, con motor 1.6 de 120.

Un motor preparado para el futuro

Las especificaciones del nuevo motor del 308 no se han desarrollado al azar. La entrada en vigor en 2020 de una nueva normativa de emisiones, mucho más exigente que la actual, obliga a que en ese año los coches, especialmente los que funcionan con gasóleo, ajusten todavía más el nivel de contaminación.

La buena noticia es que este Peugeot 308 Km 0 ya está preparado para cumplir con estas nuevas reglas, por lo que se trata de una apuesta a largo plazo. No tendrás que hacer ajustes ni sufrir penalizaciones por conducir tu coche nuevo dentro de un par de años.

Quizás el hecho de reducir la capacidad de los cilindros despierte dudas acerca de la potencia que pueda desarrollar. Lo cierto es que el rendimiento no tiene nada que envidiar al modelo anterior. Ni siquiera a sus equivalentes en gasolina que producen 130 caballos, con los que las diferencias son tan mínimas que no se aprecian.

Al acelerar, la velocidad aumenta de un modo muy suave, dando la sensación de que apenas está corriendo. Unas sensaciones al volante de lo más agradable que ayudan a que la conducción sea placentera.

Buen comportamiento en todas las velocidades

El Peugeot 308 Km 0 1.5 BlueHDI se maneja a través de una caja de cambios de 6 marchas, manual. También se ha desarrollado de nuevo para ajustarse al motor actual.

El cambio de marchas es preciso. Respecto al modelo anterior, las marchas son un poco más cortas, aunque no es algo preocupante. No se aprecian las vibraciones típicas de otros motores diésel. Solo cuando se acelera al máximo se puede notar ligeramente que el motor no es de gasolina.

El motor es eficiente incluso en un par bajo de revoluciones. Cuando aceleramos podemos desarrollar un rendimiento muy alto de vueltas, aunque el consumo que tiene respecto al rendimiento no lo hace recomendable.

En este sentido, el consumo del Peugeot 308 Km 0 es bastante interesante. No es lo más destacable del coche, aunque la media circulan tanto en ciudad como en trayectos largos no llega a los 5 litros y medio. Con 53 litros de capacidad según la ficha técnica, hablamos de una autonomía de casi 1000 kilómetros si quieres apurar hasta la próxima visita a la gasolinera.

¿Por qué consume algo más que el 308 anterior, cuando su motor es de menor cilindrada? Por un lado, por la relación de marchas más corta, que hemos comentado. También porque tiene un par motor más alto, que evidentemente demanda un poco más.

Interior cómodo

Las 5 plazas del 308 son exactamente iguales a las del anterior. Se pueden sentar perfectamente 5 adultos sin que el del centro de la zona trasera se siente incómodo. El sistema Isofix permite encajar sillas homologadas sin problemas.

En la parte delantera, un panel táctil proporciona información y entretenimiento. Ya es un clásico que en lugar de la tradicional radio haya una “tablet”, desde la que se puede acceder al navegador, conectar al móvil para usarlo como manos libres y otras funciones a través de aplicaciones. Debajo del panel está el botón de arranque, y la columna central donde también vemos la toma del encendedor del coche y un puerto USB para carga de dispositivos.

El panel que hay tras el volante cuenta con los visores habituales (combustible, velocidad, revoluciones y temperatura) y en el centro una pequeña pantalla que muestra información relevante.

La sensación que da el puesto de conducción, gracias a la pantalla táctil y la ubicación de los relojes, es de gran limpieza y simplicidad. No hay nada que pueda desviar la atención, lo cual es de agradecer cuando vamos a los mandos.

El maletero tiene buen tamaño. Sus 470 litros permiten llevar equipaje para 5 personas sin problemas. Si se abaten los asientos traseros y se carga al máximo, el coche puede llevar más de 1300 litros. No da para una mudanza, pero si no hay otra cosa se puede hacer en unos cuantos viajes.

Prestaciones similares al anterior

Si nos subimos a uno y otro Peugeot 308, el rendimiento es bastante parecido. Aunque el aumento de potencia se nota cuando aceleramos, y la capacidad de reacción es algo más ágil en el kilómetro 0 que hemos probado. Ahí se nota que la caja de cambios tiene un desarrollo más corto y mejora el punch al pisarle.

A la hora de reaccionar a las órdenes, los giros son estables y seguros. El volante es más pequeño que el anterior, por lo que puede que se note una menor progresión cuando es otro el que conduce y hace los cambios de sentido. Aunque en curvas se porta genial, sin duda ayudado por unos neumáticos más grandes que mejoran aún más la estabilidad.

En resumen: un compacto de calidad

Si estás buscando un coche compacto, el 308 1.5 BlueHDI de 130 caballos es una opción de compra muy interesante. Y como hemos destacado en otras ocasiones, los kilómetro cero te permiten hacerte con un coche nuevo a un precio más asequible.

No hay duda de que este Peugeot 308 diésel que hemos probado es uno de los rivales a batir para el resto de las marcas. El segmento de los compactos está muy bien representado por este diésel, digno heredero del modelo anterior.

Echa un vistazo a las oportunidades que tenemos en stock de Peugeot 308 Km 0. Puedes hacerte con uno exactamente igual al que hemos probado, de 130 caballos, y también hay otras opciones disponibles, como el modelo anterior con el que lo hemos comparado, otro gran coche que merece la pena.

Compartir: